MAPA DE XALAPA
Norte - Sur - Centro

Museo de Antropología de Xalapa

Noviembre 2006

 

En 1957 el museo pasa a formar parte de la Universidad Veracruzana. Los ejidatarios del Molino de San Roque donan el terreno de 60, 000 m2 en donde se erige, en 1962, el primer edificio expresamente concebido para albergar al Museo de Antropología de Xalapa. Para esa fecha la colección alcanza ya 10 mil piezas. Muchas esculturas estaban expuestas en los jardines, a la intemperie. A la primera construcción se sumaron varios anexos y ampliaciones a lo largo de los años. Sin embargo, hacia 1985, el acervo, el personal y las necesidades tanto de conservación y como de atención al público habían crecido y volvieron insuficientes las instalaciones existentes e impráctico permitir más añadidos. Las obras colocadas en el exterior requerían un mejor resguardo. Consciente de la situación y particularmente interesado en remediarla, el gobierno, emprende, la construcción del nuevo edifico. La inauguración del nuevo recinto tuvo lugar el 30 de octubre de 1986. La museografía estuvo a cargo de Iker Larauri y Fernando Gamboa. Se le han otorgado diversas distinciones como el National Landscape Award, otorgado en 1992 por el Gobierno de los Estados Unidos, y el Premio de Arquitectura del Paisaje concedido por la Sociedad de Arquitectos Paisajistas de México en 2000.

 

MAX

Pulsar cada foto para ampliar.

La siguiente visita fue al Museo de Antropología de Xalapa, MAX. Ahí me di cuenta de que la “X” es oficial en el nombre de esta ciudad; porque yo recordaba que era con “J”. Rosita nos explicó que es el museo de antropología más importante del país luego del Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México. Por lo pronto la fachada es espectacular.

 

Al entrar nos recibe la Cabeza Olmeca No. 8 que es formidable verla en el vestíbulo.

Esta es parte de la colección de Cabezas Olmecas: 1, 3, 9 y 7.

Algunas piezas son evidentemente importantes por su belleza y significado, aún para los neófitos como nosotros. Esta es la representación de una persona sosteniendo un infante que ha muerto. Esta víbora tiene un encanto muy particular por su originalidad y hasta por su expresión.

 

Siempre me he preguntado la validez de las historias contadas por los vencedores. Nuestra guía nos contó una que no quisiera creer, pero ahí va: cuando los Mexicas arribaron al valle de México, se toparon con otras tribus que ya se encontraban establecidas y que los rechazaron: grupos conocidos en las crónicas históricas como de habla náhuatl o "tribus nahuatlacas", cuyo origen se dio en el mítico Aztlán-Chicomóztoc; se trataba de xochimilcas, tlahuicas, tlaxcaltecas, huexotzincas, tepanecas, alcohuas, y los matlazincas, que hablaban otra lengua. Es este el contexto donde se hicieron presentes los Mexicas, conocidos también en los textos como aztecas o tenochcas, pueblo que fundó a su ciudad capital, México-Tenochtitlan, en el año 2 Casa (1325 d.C.) y que se confrontó inmediatamente con sus vecinos, logrando alianzas y venciendo a sus enemigos. Para mediados del siglo XV se puede hablar del mundo mexica, por el predominio de este grupo en gran parte de Mesoamérica, en donde impusieron sus ideales religiosos, militares y políticos.
Pues bien, no les hicieron la guerra pero los mandaron a una muerte segura, a un sitio inexpugnable para que no se establecieran. En ese lugar había víboras, arañas, alacranes, y toda clase de insectos y de alimañas. Se olvidaron de ellos y al cabo de un tiempo, se preguntaron qué seria de esos pobres inmigrantes. Seguro habrían muerto por las alimañas y los sobrevivientes se habrían marchado. Fueron y cual sería su sorpresa que los Mexicas se habían comido todos los insectos y todos los reptiles; habían desarrollado tecnología para el cultivo y eran prósperos y poderosos.
Al ver su fuerza decidieron pactar con ellos a lo cual los Mexicas accedieron a cambio de que les fuera entregada por adelantado, la hija del cacique para que contrajera nupcias con su rey. La hija fue entregada a los Mexicas y se fijó una fecha para la boda. Llegado el día se dice que el padre de la doncella al frente de su pueblo, fue hacia el sitio de los Mexicas para la ceremonia y en cierto momento y a lo lejos, en lo alto de un templete, vio a un sacerdote bailando frenéticamente probablemente en trance producto de algún alucinógeno. Al acercase se dio cuenta que el sacerdote portaba un atavío muy extraño: era una piel volteada al revés la cual tenía aún adherencias de tejidos subcutáneos y grasa. Se acercó más y se quedó helado al comprobar que era la piel del cuerpo de … ¡su hija!

He aquí en le foto, al sacerdote.

Esta pieza se llama "Los Gemelos" quienes cargan una urna.

Estas tres piezas son magníficas y están dedicadas a la “muerte en el parto”.

 

Este museo es el más importante en el país en cuanto a la cultura Huasteca. Esta es la sala. Sus piezas son reconocibles, pues son planas, recordándome las estelas.

Aquí estoy con una de las cabezas Olmecas.

 

Visitar el MAX en: http://www.uv.mx/max/